Menú
header_metamenue_presse.jpg
  • Home ❯
  • Blog ❯
  • Cómo mejorar entorno de trabajo en tunel de lavado | WashTec
Asistencia Técnica

900 802 104

sat[at]washtec.es

WashTec Spain S.A.U.

C/ Isla Graciosa, 1
28703 - S.S. de los Reyes - Madrid
España

Tel.: + 34 91 663 60 70

Contacto

Los mejores consejos para un mejor entorno de trabajo en tu túnel de lavado

Deberías echar un vistazo de cerca a las condiciones laborales de tu túnel de lavado si sientes que hay una atmósfera de trabajo mala. No son solo cosas como los tiempos de descanso, el equilibrio entre la vida familiar y laboral o el entretenimiento en la sala de descanso las que tienen un efecto positivo en la atmósfera de trabajo. Mucho más a menudo, una mala atmósfera en el trabajo está relacionada con un trasfondo particular. Como el jefe, tú eres la persona que puede más fácilmente hacer algo al respecto.

Mejora la atmósfera de trabajo: lista de control

Si quieres crear una atmósfera más placentera en el trabajo, deberías primero descubrir qué está causando el mal humor. Esto es porque los empleados a veces se alinean con el jefe. De acuerdo con eso, deberías críticamente revisar tu propio comportamiento. ¿Eres impaciente, tienes más carácter, informal o empiezas a gritar rápidamente? Si es así, tus empleados no estarán de buen humor. Hemos reunido algunas cosas para ayudarte a hacer que las condiciones de trabajo de tus empleados sean más agradables.

Deja claro que los errores en la vida laboral diaria son humanos

Por supuesto, es molesto cuando alguien comete un fallo. Es más molesto, sin embargo, si el empleado en cuestión no se atreve a admitir su error. A veces todo se hace mucho peor si se permanece en silencio, así que deja claro desde el principio a cada nuevo empleado que los fallos ocurren y que no arrancarás la cabeza a nadie que admita haber sido estúpido. ¡Atención! ¡Es importante que también te mantengas fiel a tus palabras llegado el momento! Decirle a alguien que vaya a ti con todos sus fallos y luego gritarle en frente de todo el equipo es contraproducente. ¡Ten en cuenta que eres tú mismo quien se enfada!

Tu propio tono puede crear un buen ambiente de trabajo

¿Necesitas un poco más de tiempo en la mañana para ponerte en marcha y preferirías que todo el mundo mantuviera su boca cerrada? Entonces deberías saludar a todo el mundo amablemente luego, en la medida de lo posible, retirarte a tu oficina. Si empiezas a trabajar con tus empleados de mal humor, estarás marcando el tono para todo el día. Por supuesto, siempre será mejor que seas amable y abierto desde el principio: asentar un buen ejemplo también beneficiará la atmósfera de trabajo.

Ponerte firme amablemente también puede mejorar el clima de trabajo

Si hay una persona problemática en tu equipo o si los problemas se discuten primero con aquellos que no tienen nada que ver en ellos, puedes hacer una declaración para todos tus empleados. Convócalos y dales una pauta acerca de que los conflictos o quejas sobre ciertas formas de trabajar deben discutirse primero individualmente, entre los dos empleados implicados. Usa un tono factual y constructivo, pues es la única forma en que las críticas serán aceptadas y entendidas. Si las dos personas en cuestión no pueden encontrar una solución, deberán acudir a ti: tú decides qué hacer.

Finalmente, puedes apuntar que hay mucho chisme y que eso es desagradable para la mayor parte de los empleados. Todo el mundo sabrá a quién te refieres y cuando la persona problemática comience a chismorrear otra vez, tendrán una razón para ignorarla o ponerla en su sitio.

Siempre debes tener en mente que tienes que sentar un buen ejemplo en estas situaciones y adoptar un tono tranquilo y amable. No insultes a nadie o pongas a alguien en ridículo, no es necesario, y menos en equipos pequeños, pues todo el sabrá a quién te refieres. Si luego nada cambia, siempre puedes pedirle a la persona problemática que se comporte de forma civilizada en una entrevista individual.

Buena atmósfera de trabajo a través de gestos considerados

Tanto si traes tarta de vez en cuando como si bebéis café juntos desde el trabajo: hay gestos pequeños que pueden ayudarte a crear una atmósfera de trabajo positiva. Sin embargo, cuanto más pequeño sea el equipo, menos cosas podréis hacer juntos durante las horas de trabajo, ya que no habrá suficientes sustitutos, por ejemplo, para permitir que varios trabajadores se tomen un descanso al mismo tiempo.

Hay otros acercamientos que funcionan bien en equipos pequeños. Por ejemplo, cuidar a los empleados que trabajen al aire libre. En invierno agradecerán que les lleves un té o café caliente y en verano, agua o una limonada.

Mejorando la atmósfera de trabajo a través de elogios

“No quejarme es elegio suficiente”. Esta frase debería pasar a la historia laboral como uno de los peores dichos de los jefes, pues es incorrecta. Si alguien ha demostrado su valía, por ejemplo, hablando con un cliente insatisfecho en la caja y resolviendo satisfactoriamente la situación, o evitando un daño en el túnel de lavado gracias a una reacción rápida, elogiarlo es lo más adecuado.

En los días en los que pasan muchas cosas o tienes muchos clientes por una oferta especial, debes agradecer al equipo que se mantenga siempre profesional. A todo el mundo le gusta escuchar que ha hecho algo bien, así que si lo piensas, dilo. Es un gesto pequeño con un gran efecto: la gente que se siente valorada tiene más ganas de ir a trabajar.

Las reuniones mensuales mejoran la comunicación

Ves a tus empleados cada día e intercambias unas palabras con ellos aquí y allí. Ves a algunos más que a otros, y con algunos estás más familiarizado. Para que no pierdas contacto con el resto, programa una reunión una vez al mes, en la que todo el mundo pueda hacer sugerencias o explicar qué necesita ser mejorado. Tómate en serio cada sugerencia y considera si su implementación es posible y práctica.

Presta también atención a cómo lo están haciendo tus empleados. La gente no trabaja como máquinas, se preocupa por sus seres queridos, enferma, está triste o siente dolor. Si te das cuenta de que alguien no está bien, muestra consideración por esa persona. Ofrécete a mantener una charla con ella, pero no insistas: algunos problemas privados no son fáciles de explicar en frente de un jefe. Tan solo deja claro que esa persona puede contar con tu apoyo.

Resumen: las condiciones de trabajo son fáciles de mejorar

En la mayor parte de los casos no resulta difícil para el jefe mejorar el ambiente de trabajo en un túnel de lavado. Estableces el tono, y si eres amable y agradecido desde un principio, la mayor parte de tus empleados estarán feliz de seguirte en tus pasos.

Los empleados individuales que crean mal ambiente pueden desanimarse si nadie se une a ellos o si se les pide cortésmente que se comporten correctamente.

Elogia cuando haya algo que elogiar y trata los errores con indulgencia. Asegúrate de que tus empleados se sienten bien y hazles saber a través de pequeños gestos y conversaciones que los valoras y apoyas. Las actividades conjuntas también garantizan un vínculo más estrecho entre los miembros del equipo.