Menú
header_metamenue_presse.jpg
  • Home ❯
  • Blog ❯
  • Salud y seguridad en tu entorno de trabajo: ¿estás obligado a formar a tus futuros empleados? | WashTec
Asistencia Técnica

900 802 104

sat[at]washtec.es

WashTec Spain S.A.U.

C/ Isla Graciosa, 1
28703 - S.S. de los Reyes - Madrid
España

Tel.: + 34 91 663 60 70

Contacto

¿Cuál es la localización ideal para un túnel de lavado? | WashTec

Como director de una empresa debes formar a tus futuros empleados, y no solo a ellos, también a los que ya llevan contigo algún tiempo. Esta es la única forma de asegurarte de que tus empleados no sufren daños durante las horas laborales, que pueden manejar el equipo correctamente y que los accidentes no ocurren por errores humanos. Es importante que hagas saber a tus empleados que cumplir con estas reglas es bueno (y lo correcto) para ellos. 

Cómo formar a tus futuros empleados

Incluso antes de que tus nuevos empleados empiecen a trabajar para ti, debes formarlos. Dependiendo del tipo de actividad que vayan a llevar a cabo, deberán aprender diferentes cosas.

La base de este entrenamiento es la evaluación de riesgos que realizaste al comenzar tu actividad. ¿Dónde están los riesgos en el trabajo y cómo pueden los empleados minimizarlos? Este entrenamiento, por tanto, incluye reglas de conducta, al igual que una demostración acerca de cómo utilizar los equipamientos de protección correctamente. Los empleados también deben recibir formación sobre cómo comportarse en caso de que haya algún accidente o problema durante las operaciones. 

Por ejemplo, puede darse una situación en la que el cliente esté descontento con el lavado de su vehículo. En ese caso, los trabajadores se enfrentarán a una situación incómoda y con mucho estrés. La formación recibida por parte del trabajador sobre cómo actuar ante este tipo de problemas será fundamental para reconducir la situación.

Cuando las tareas se reasignan

¿Alguno de tus empleados solo ha trabajado detrás del mostrador hasta ahora y es probable que se encargue de otras tareas del túnel de lavado en el futuro? Entonces deberías enseñarle cómo mantenerse a salvo y la manera de comportarse cuando esté llevando a cabo estas tareas. Ahora están expuestos a diferentes riesgos de los que estaban en su puesto anterior, por lo que la formación es importante.

Tus empleados también interactuarán diferente con los clientes aquí, por ejemplo, brindándoles información y ayuda. No asumas que tus empleados ya saben todo lo importante: muchas veces no mencionas cosas que haces o dejas por hacer en tu día a día porque parecen demasiado obvias. Para el empleado que está realizando las nuevas tareas, sin embargo, no lo son. Evita errores instruyéndoles con detalle sobre los riesgos y estrategias que deben evitar en su nuevo puesto de trabajo.

Todo este proceso ayudará a crear una experiencia positiva para los clientes. Los trabajadores deberán estar preparados para su nuevo puesto. La atención al cliente mejorará por la preparación y formación recibida y las tareas se realizarán de forma mucho más dinámica y efectiva.

Nuevas tecnologías y equipamiento de trabajo

Una mejora en tu túnel de lavado no solo es motivo de alegría, sino también una oportunidad para organizar un nuevo curso de formación. Las nuevas características implican nuevos riesgos y peligros, o al menos nuevas formas de hacer las cosas. De acuerdo con esto, es importante que expliques a tus empleados cómo funciona el sistema y la naturaleza de los peligros, así como que les demuestres la forma de lidiar con ellos. 

Especialmente importante: tras los accidentes

Si has entrenado a tus empleados a fondo no debería ocurrir ningún accidente. No obstante, siempre puede ocurrir algo. 

Si has conseguido minimizar los efectos del accidente, debes empezar una nueva sesión de formación tan pronto como sea posible, pues está claro que uno o más de tus empleados no están concienciados con cómo debería haber actuado en la situación. Revisa el accidente otra vez con ellos y encuentra el punto en el que no se siguieron las reglas. Repítelas otra vez para dejar claro que cumplirlas es muy importante. Esto también aplica si el accidente ha sido causado por un fallo de tu parte: aquellos que admiten sus errores parecen más humanos y amables. 

Resumen: debes entrenar a todos tus empleados

Debes entrenar no solo a tus futuros empleados, sino a todo el mundo (incluidos a aquellos que han estado contigo durante mucho tiempo). Dado que la rutina de trabajo diaria conlleva a la autocomplacencia, asegúrate de repetir el entrenamiento regularmente. La formación anual ha probado su efectividad en los empleados adultos, pero la formación para los empleados jóvenes debe repetirse cada seis meses. 

Asimismo, al introducir nuevo equipamiento y tecnología después de un accidente, y antes de un cambio en la distribución de tareas, debes realizar cursos de formación especiales, además de los que estén programados de forma habitual. 

La correcta formación de los trabajadores no solo evitará accidentes laborales o situaciones de riesgo, sino que conseguirá una mejora en la atención al cliente con la que podremos fomentar la captación de nuevos clientes y la fidelización de clientes con los que ya contamos.